Blogia
Yoga Integral

"Yoga, historia de una cienci experimental", por Saraswatti Devi

"Yoga, historia de una cienci experimental", por Saraswatti Devi Si bien por sus orígenes está relacionado con la mitología hindú, hoy lo practican personas de cualquier credo

Siempre es bueno comenzar por el principio y en este caso sería conocer un poco de la historia del Yoga.
No hay fechas exactas de su inicio, ya que sus comienzos nos hablan de una tradición oral basada en la exploración personal de hombres sabios que no estaban conformes con lo que la religión o la superchería les ofrecía por aquellos tiempos.
De todas maneras se lo considera como una ciencia milenaria, que nació en la India, siglos antes de la era cristiana, como uno de los seis sistemas filosóficos hindúes conocidos como Darshanas.
Al ser originario de la India, el Yoga está relacionado con la mitología y la simbología hindú. Muchas posturas tienen nombres de dioses hindúes o héroes mitológicos y es por ello que muchos creen que es una religión. En verdad, no lo es ya que no posee un dogma, de hecho lo practican personas de cualquier credo. Sólo pretende darle al hombre la posibilidad de reencontrarse con su propia espiritualidad, más allá de la religión que practique y sin alejarlo de ella.
El Yoga es considerado como una ciencia experimental y nos da la oportunidad de comprobarlo por medio de la experiencia personal.
En los comienzos los sabios, en busca de una vida más sana y feliz, permanecían largas horas meditando, pero se dieron cuenta de que para eso debían tener un cuerpo sano y dotado de gran flexibilidad.
Así surgió la necesidad de descubrir un trabajo corporal a través de estiramientos y posturas. Muchas de ellas imitan a los animares que observaban en el bosque, los ríos y las montañas.
Con el entrenamiento corporal comprobaron que podían estar más tiempo sentados en quietud y esto les facilitaba el poder desarrollar su atención interior en busca de respuestas sobre las cuestiones de la vida.
Dos siglos antes de Cristo, un sabio llamado Pantanjali compiló y sistematizó todo este conocimiento en un texto famoso llamado "Yoga Sutras", compuesto por 195 aforismos, integrados en una unidad orgánica llamada Astanga Yoga o los ocho pasos que debe seguir el adepto al Yoga.

Comienzo en Occidente
El Yoga fue introducido en Occidente por Swami Vivekananda, discípulo del sabio indiio Ramakrishna, en 1893, y su puerta de entrada fue Chicago, Estados Unidos, donde dio una conferencia sobre la filosofía Yoga.
A parttr de ese acontecimiento se fueron abriendo muchos centros en ciudades estadounidenses y proliferaron las visitas de otros maestros, entre ellos el conocido Paramahansa Yogananda, autor del famoso libro "Autobiografía de un yogui". Recomiendo su lectura por la riqueza de su contenido.
La permanencia del Yoga a través de los tiempos se debe a que ha estudiado todos los aspectos del ser humano, físicos, emocionales, mentales, espirituales, sociales, y su relación con el universo. No ha dejado nada sin investigar, encontrando respuestas a cada pregunta.
Es tan amplia su comprensión sobre el ser humano, que ha desarrollado diferentes caminos adecuados a la naturaleza del practicante: Hata Yoga, Raya Yoga, Mantra Yoga, Kundalini Yoga, por citar los más conocidos en Occidente.

Integral
Estos caminos pueden aunarse con la práctica del Yoga integral, que nos permite trabajar los distintos aspectos del ser (físico, emocional, mental y energético) como una unidad armónica y funcional en constante evoución. El Yoga, llamado "ciencia de la perfección natural", nos muestra sabiamente que formamos parte de este universo multidimensional y que interactuamos constantemente con él.
La práctica de esta disciplina, además de proporcionarnos elasticidad, fortalecer el sistema inmunológico, sedar el sistema nervioso, etcétera, nos da las herramientas para manejar a uno de los enemigos de nuestro tiempo: ¡el estrés!
Nos demuestra que en realidad es un aliado que nos sacude, despierta y abre nuevas puertas, haciéndonos ver que debemos replantear nuestra vida, buscar otros caminos más sabios de crecimiento.
Estos caminos se manifiestan por medio del conocimiento de uno mismo, despojándonos de las corazas ue no nos permiten actuar con libertad y limitan nuestra capacidad de realizar los cambios que siempre soñamos en nuestra propia vida.

Saraswatti Devi (Teresa Márquez) es Profesora de Yoga y publicó este artículo en el boletín mensual gratuito que edita la herboristería Esencial, uno de los centros donde ella imparte clases.
V.a. presentación de Saraswatti Devi

[Artículo en .PDF]
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres